Pues como te puedes imaginar este blog se alimenta de comentarios, y siempre tiene un hambre insaciable ...
Para bien o para mal estaría genial que me comentases dándome tu opinión,ni te imaginas cuanto te lo agradecería :)

lunes, 25 de enero de 2016

Momentos de amor

Y sin saber porque , huimos de ataduras y ralladuras
Nos alejamos de las personas que nos hacen sentir cosas que no podemos controlar y ni nos planteamos compartir piso ni dinero con nadie, porque sabemos que no va a funcionar, y que vamos a tener más disgustos que alegrías pero no me podéis negar que hay veces que, literalmente, se para el tiempo. 
Y la verdad es que esos momentos, al menos a mí, me hacen sentirme tan feliz que merece la pena vivirlos aunque sólo sea para recordarlos. 
Lo más curioso es que los momentos de los que hablo nunca están relacionados con el sexo, ni siquiera con un simple beso. 
Hablo de una mirada. 
Un paseo. Una llamada. 
Un mensaje. 
Un abrazo. 
Un ataque de risa. 
Momentazos que despiertan dentro de mí unas sensaciones inexplicables que me cargan las pilas de tal manera que los grabaría para poder verlos en momentos de bajón. 
Y de repente pasan. 
Y me doy cuenta de que ese fue nuestro momento. 
Y punto. 
Y que un polvo lo habría estropeado todo. ¿O no? 
Es entonces cuando me surge la duda de si el problema es que no nos dejamos llevar...porque esos momentos son tan especiales que dan miedo. ¿Es esa entonces la razón de que ya no haya amor en el mundo?
 En el fondo creo que todos buscamos el amor, aunque no lo reconozcamos, aunque sepamos que no es para toda la vida, aunque nos cansemos de ver a nuestro alrededor parejas que no funcionan, que no se quieren o, lo que es peor, que ni siquiera se respetan. 
Pero seamos realistas, todos queremos una compañía, un apoyo, a alguien a nuestro lado . 
Y si no, ¿por qué hablamos tanto de amor (o, más bien, de desamor)? 
No podemos negar que es el tema preferido de la mayoría de nosotros y que casi todos nos quejamos de lo poco que se quiere la gente hoy en día...por algo será... 
Aunque también hay veces que pienso que la culpa es de Disney, que nos vendió la moto pero bien. 
Que nos mostró película tras película que el amor era maravilloso, la base de la vida, y que todos lo íbamos a encontrar. 
Pero querido Walt, puede que los tiempos hayan cambiado. Y que tengamos que aceptar que se puede vivir sin amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario