Pues como te puedes imaginar este blog se alimenta de comentarios, y siempre tiene un hambre insaciable ...
Para bien o para mal estaría genial que me comentases dándome tu opinión,ni te imaginas cuanto te lo agradecería :)

jueves, 11 de abril de 2013

¿Dónde estoy?



Las personas desaparecen delante de nuestros propios ojos, al igual que el amor. A veces, las personas te descubren de repente, aunque te hayan estado mirando todo el tiempo. A veces, nos perdemos de vista a nosotros mismos cuando no prestamos suficiente atención...¿Y quien estará ahí para ayudarnos a encontrarnos?
Quizás esa tarea sólo este en nuestras propias manos,son decisiones que tenemos ,o más bien debemos tomar en esos momentos en los que nos encontramos perdidos.Todos nos perdemos en alguna ocasión, sea por decisión propia o debido a fuerzas que escapan a nuestro control .
 Cuando descubrimos lo que nuestra alma necesita aprender, el camino de vuelta se presenta por sí mismo,decepción tras decepción y que cuando ves que algo puede ser diferente te vuelves a dar cuenta que te equivocabas. A veces vemos la salida, pero seguimos avanzando y ahondando a pesar de nosotros mismos: el miedo, la rabia y la tristeza nos impiden regresar. A veces preferimos permanecer perdidos y errantes, no contar como nos sentimos realmente, por no preocupar a los demás o simplemente porque piensas que será cuestión de días olvidarse de todo ya que suele resultar más fácil.



Es mejor afrontar los problemas e intentar solucionarlos, intentar que nada te derrumbe, el demostrar a todos que eres fuerte, que nadie te va a pisotear , que no hay obstáculos que no puedas superar.Unos serán mas complicados que otros ,pero  serás capaz de superarlos todos, intentalo que no se quede la duda de si pudiste hacerlo o no. O bien tu mismo o seguramente apoyado y arropado por la gente que te quiere y quien sabe también puede intervenir la suerte...¿alguna vez no te a pasado que se a solucionado cualquier cosa y sin saber cómo?
Es tan importante dejar marchar ciertas cosas, soltarlas... la gente tiene que comprender que nadie juega con las mismas cartas, a veces ganamos y a veces perdemos. No esperes que te devuelvan nada, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, cambia de rumbo, tienes que mirar más por ti mismo de vez en cuando, ya demasiado has mirado por los demás. No lo hagas por orgullo ni por incapacidad, sino porque esto, simplemente, ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia de chip, limpia tu vida.Todo, lo bueno y lo malo, deja un vacío cuando se interrumpe, pero si se trata de algo malo, el vacío va llenándose por sí solo, mientras que el vacío de algo bueno, sólo puede llenarse descubriendo algo mejor.


Nunca está de más tomarse un tiempo para reflexionar sobre todo, un tiempo en el que prefieres estar solo, quizás aislado que no es que no te apetezca hablar ni desahogarte con los demás, si no que necesitas hablar contigo mismo y recapacitar sobre el que es lo que estás haciendo mal para que las cosas no vallan como tu quieres o porque te vuelves a tropezar en la misma piedra una y otra vez, ese tiempo es necesario hay que ponerse en el lugar de esas personas que están intentando entrar en esa fase de querer encontrarse, no es que no confíen en nosotros no es que no digan nada sino que necesitan estar solos.Porque A veces el dolor es una parte tan enorme de tu vida, que piensas que siempre va a estar ahí , porque no recuerdas ni un momento en que no estuviera presente. Hasta que un día sientes algo diferente, algo que te perturba porque no estas acostumbrado a ello, y en ese momento, comprendes que eres feliz. La felicidad se presenta de muchas formas... en compañía de tus amigos, en la sensación que tienes cuando haces realidad el sueño de otra persona, o en la promesa de una esperanza renovada. Es bueno permitirse ser feliz , porque nunca sabes lo fugaz que puede ser esa felicidad. Así que piensa que ningún amor será el primero ni el último, que quién creías que era muy buen amigo quizás el día menos pensado te defraude, intenta no vivir de las ilusiones porque en cualquier fugaz momento de tu vida alguien puede ser capaz de ilusionarte y también desilusionarte, igual puede darte todo que dejarte sin nada,de ser para ella alguien importante a llegar a no ser nada,,de crearte falsas esperanzas hacerte daño y después arrepentirse, y que siempre esta ahí el remordimiento..ese remordimiento que suele llegar bajo todas las formas y tamaños. A veces es pequeño, como cuando haces algo malo por una buena razón, otras es mayor, pero siempre esta ahí. Algunos nos escapamos de las punzadas del remordimiento tomando la decisión correcta, algunos no tenemos tiempo para arrepentirnos porque miramos al futuro. A veces tenemos que luchar para hacer las paces con el pasado, y a veces enterramos nuestros remordimientos prometiéndonos que cambiaremos de forma de ser. Pero nuestros mayores remordimientos no son por las cosas que hicimos, sino por las que no hicimos, cosas que no dijimos y podrían haber salvado a alguien que queremos, sobre todo cuando vemos la oscura tormenta que se precipita en su camino...
 Así que si debes confiar en alguien confía en ti mismo, si debes creer en algo cree en ti mismo, y si no sabes responder a la pregunta de ¿Quién eres? Quizás sea el momento de tomarte tu tiempo.


1 comentario:

  1. Acabo de conocer tu blog de casualidad, y me gusta mucho lo que escribes.
    Un saludo!

    ResponderEliminar